Ahorro del coche eléctrico
17 min lectura2 sept 2020

¿Cuál es el auténtico ahorro del coche eléctrico?

Novedades y tendencias | Vehículo eléctrico

Sí, ¡un coche eléctrico sale rentable! El ahorro que presenta vale mucho la pena; fácil de amortizar y con múltiples ventajas económicas.

También disponible en: Català | English | Español

¿Sale a cuenta un coche eléctrico? ¿A partir de qué kilometraje me sale rentable comprarme un eléctrico? ¿Realmente es tan grande el ahorro en combustible? ¡Descubrámoslo y pongamos luz a todas estas preguntas!

Decir que los coches eléctricos son muy caros e inaccesibles para un ciudadano de clase mediana es un argumento aún muy utilizado para la sociedad, pero la realidad es que actualmente existen modelos eléctricos cuyos precios de compra prácticamente se igualan a sus equivalentes de combustión. El nuevo modelo Seat Mii eléctrico por 17.800€ y el modelo Skoda Citigo iV por 13.150€ son claros ejemplos.

En Place to Plug defendemos y queremos demostrar el ahorro económico real que comporta un coche eléctrico. Sabemos que la compra inicial es más costosa, sí, pero su adquisición presenta toda una serie de ventajas económicas, gracias a las cuales la diferencia de precio inicial se verá compensada mucho antes de lo que nos imaginamos.

La diferencia de precio inicial y las razones para pasarse al coche eléctrico

Actualmente, la compra inicial de un coche convencional de combustión, tanto diésel como gasolina, resulta más económica que la de un coche eléctrico. Y esto se debe a dos factores diferenciales: por los materiales que llevan cada uno (principalmente en relación a las baterías) y por la economía de escala, ya que no es lo mismo fabricar 1 millón de unidades que tan sólo 50 mil.

Así pues, hoy en día lo que realmente encarece el vehículo eléctrico son sus respectivas baterías, que resultan muy costosas tanto por las materias primas que las conforman como por sus procesos de producción, que podemos ver reflejados con el coste medio del kWh. De hecho, durante el primer trimestre de 2020, el precio medio del kWh era de 160€. Esto equivaldría, teniendo en cuenta una batería de 30 kWh, a un coste aproximado de 4.800€.

No obstante, la industria del vehículo eléctrico no para de innovar y mejorar sus procesos de producción y fabricación, con el objetivo de lograr coches eléctricos a precios cada vez más competitivos en relación a los convencionales de combustión.

Por un lado, estas innovaciones han permitido evolucionar las actuales baterías de ion litio y desarrollar las nuevas baterías de estado sólido, que permitirán mayores autonomías, mayor seguridad y estabilidad, períodos de recarga más cortos y, sobretodo, reducción de costes económicos de producción y de venta y mayor vida útil. Con lo cual, una vez introducidas en el mercado, ¡el ahorro del coche eléctrico aún será mucho más relevante!

Y, por otro lado, también han comportado un descenso en el precio del kWh, tal como podemos observar a través del siguiente gráfico proporcionado por BloombergNEF.

Como podemos comprobar, este año el precio del kWh se sitúa alrededor de los 160€; precio que, comparado con años anteriores, ha disminuido notablemente, ya que en 2010 estaba situado alrededor de los 1.000 dólares (equivalentes a 875€). Esto significa que, en cuestión de 10 años, el coste del kWh ha disminuido un 81'7% y, consecuentemente, el precio inicial de compra de un vehículo eléctrico también haya disminuido.

Pero el principal ahorro del coche eléctrico no radica en el precio de compra inicial, sino en su uso y gracias a las múltiples ventajas económicas que presenta.

Ventajas del coche eléctrico a nivel económico

Hay toda una serie de ventajas económicas que nos ayudan a compensar la inversión inicial que supone comprar un coche eléctrico. ¡Descubrámoslas!

  • Combustible ⚡

Hay una gran cantidad de calculadoras online donde podemos comprobar que el coste del combustible, ya sea diésel o gasolina, es mucho más elevado que el de la electricidad. Incluso Nissan ofrece su propia calculadora para que puedas comparar el Leaf con un híbrido y un gasolina.

El motivo principal de esta diferencia de precio es la gran eficiencia energética que aporta el coche eléctrico. Para hacernos una idea, recorrer 100km con un vehículo eléctrico comporta 13 kWh y, en cambio, con un vehículo de combustión con un consumo de 5L/100km, necesitaríamos un equivalente de 45 kWh de gasolina, aunque podría variar en función del tamaño del vehículo.

Actualmente, el coste medio del kWh en España se encuentra alrededor de los 0'10€. No obstante, según la franja horaria, el coste del kWh puede llegar a ser hasta de 0,08€/kWh si recargamos el vehículo en horario supervalle (de 01:00 a.m. a 07:00 a.m.) e incluso podemos llegar a contratar tarifas con franjas gratuitas para la recarga del vehículo eléctrico, como las que ofrece Click Energy. En cambio, el coste de la gasolina Sin Plomo 95 se encuentra alrededor de 1’17€/L y el del Gasóleo A alrededor de 1’06€/L.

Por lo tanto, si recorrer 100km con un vehículo eléctrico con tarifa supervalle cuesta 1’04€ y con un coche gasolina con un consumo de 5L/100km cuesta 5’85€, ¡el coche eléctrico resulta un 83% más económico!

Vamos a hacer, pues, una comparación tomando como referencia el mismo vehículo con las mismas prestaciones en versión gasolina y en versión eléctrica: el Hyundai Kona.

Por un lado, tenemos el Hyundai Kona 1.0 Manual 120 CV Gasolina 4x2 Tecno Red que está a un precio alrededor de los 24.500€. Y, por otro lado, tenemos el Hyundai Kona eléctrico 136 CV Tecno 39 kWh que está a un precio de venta alrededor de los 38.500€.

¡Wow! 14.000€ de diferencia. Sí, pero al eléctrico le restamos los 5.500€ del Plan MOVES 2020. Ya hablamos de una diferencia menor; 8.500€. Sí, sigue siendo mucha pasta. Pero volvamos a hacer números teniendo en cuenta un kilometraje anual de 20.000km. Con el Kona gasolina (pongamos por caso que tenemos una conducción no agresiva y consume 7L/100km), tendremos un gasto anual de 1.638€. En cambio, con el Kona eléctrico el gasto será de tan sólo 208€, si es que no tenemos contratada una tarifa gratuita para la recarga de nuestro coche eléctrico. ¡Wow! Ahora la diferencia también es notable, ¿verdad?

¡Pues resulta que el eléctrico lo amortizaremos en tan sólo 5 años! Ya tenemos una de las grandes razones para pasarse al coche eléctrico, ¿no?

¡Pero lo mejor de todo es que sólo estamos teniendo en cuenta un único factor de ahorro! Ahora réstale el impuesto de matriculación, el impuesto de circulación, el mantenimiento, los parquímetros… El ahorro del coche eléctrico está siendo mucho más grande de lo que te imaginabas, ¿verdad? Pues sigue leyendo, ¡no te pierdas ni un detalle!

  • Matriculación 🔢

Actualmente, los vehículos 100% eléctricos o 0 emisiones en España no pagan impuesto de matriculación. Cabe decir, sin embargo, que el Ministerio de Transición Ecológica contempla elevar las cantidades de los distintos tramos del actual impuesto de matriculación en el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía (PNIEC) 2021-2030.

Este nuevo impuesto, aún no aprobado, seria mucho más restrictivo con las emisiones de CO2, con lo cual los eléctricos aún presentarán mucha más rentabilidad.

Vamos a ver, entonces, cuáles son los tramos actuales y cómo se verían modificados:

  • 0-120 g/km de CO2: hasta ahora estaban exentos, pero este tramo se dividiría en 4 diferentes:

    • 0 emisiones: exento
    • 1-49 g/km de CO2: 2’75%
    • 50-80 g/km de CO2: 4’75%
    • 81-120 g/km de CO2: 7%
  • 120-160 g/km de CO2: hasta ahora el valor a pagar era de un 4’75%, pero este tramo se subdividiría en dos:

    • 121-140 g/km de CO2: 9%
    • 141-160 g/km de CO2: 11%
  • 161-202 g/km de CO2: hasta ahora el porcentaje era de un 9’75%, pero este tramo también se dividiría en 3 diferentes:

    • 161-170 g/km de CO2: 12%
    • 171-190 g/km de CO2: 13%
    • 191-200 g/km de CO2: 14%
  • Más de 200 g/km de CO2: hasta ahora la cantidad a pagar era de un 14’75% y pasaría a ser de un 15%.

Todos estos porcentajes indican la cantidad a pagar sobre el valor del vehículo. Es decir, si por ejemplo comprásemos un Seat León 2.0 TDI FR de 150 CV –que hasta ahora no debía pagar tasa de matriculación puesto que homologa 113 gr/km de CO2– a su precio de compra (25.350€) se debería sumar el 7%, que corresponderían a 1.401€ más.

Por lo tanto, estas medidas están enfocadas a premiar la compra de vehículos eléctricos o 0 emisiones como los de pila de combustible de hidrógeno, y a castigar por otro lado la adquisición de vehículos híbridos, diésel y gasolina.

Y a todo esto también influye otro factor; el modelo de medición de emisiones de CO2 de los vehículos. Hasta hace poco el protocolo utilizado era el NEDC (New European Driving Cycle), y ha sido sustituido por el nuevo protocolo WLTP (Worldwide Harmonised Light Vehicles Test Procedure), que obtiene unos resultados más precisos de las emisiones contaminantes, ya que certifica cifras de CO2 más reales y fidedignas.

De hecho, tal como calcula la asociación Anfac, un coche homologado mediante el NEDC con 130g/km de CO2 pasaría a emitir 160g/km de CO2 con el protocolo actual, con lo cual aún pagaría un porcentaje más elevado del impuesto de matriculación.

  • Mantenimiento 🛠

Un vehículo eléctrico dispone de muchas menos piezas que un vehículo de combustión. Hablamos de una estructura mecánica mucho más simple que no requiere tantas revisiones gracias al hecho que hay menos sistemas implicados en comparación con sus respectivos diésel o gasolina. Esto hace que se pueda llegar a ahorrar como mínimo un 50% en el mantenimiento de un eléctrico respecto uno de combustión.

No hay ninguna duda que el ahorro del coche eléctrico es real, ¿verdad? Y por si todavía tenías poco…

  • Aparcamiento 🅿️

Suele ser gratis en parkings de zona regulada, zona azul o zona verde, aunque puede variar en función de cada municipio. Los requisitos imprescindibles para obtener esta ventaja son que el vehículo esté clasificado como 0 emisiones y esté inscrito en el registro municipal donde el estacionamiento es gratuito.

Para poder aparcar de forma gratuita se debe añadir el número de matrícula del vehículo al parquímetro, ya que las matrículas de los eléctricos están vinculadas con el registro de vehículos de la DGT e informan de las condiciones del vehículo. Es por esto que, después de introducir la matrícula, el parquímetro imprimirá un resguardo que justifica que ese vehículo está exento de pago de estacionamiento. No obstante, en algunas ciudades tan sólo llevando la etiqueta azul 0 emisiones es suficiente.

Pero aparcar no será gratis en todos los casos, ya que dependerá de cada municipio y del tipo de estacionamiento; si se trata de un parking público o privado.

Y en el caso que deseemos aparcar y aprovechar para recargar nuestro vehículo, podemos pagar por el tiempo de estacionamiento y/o recarga o bien por los kWh consumidos. Empark, por ejemplo, es una empresa que ofrece parkings de recarga para vehículos eléctricos a las ciudades de toda España, para aquellos conductores de VE que no dispongan de cargador en su casa o que quieran aprovechar el estacionamiento para recargar su vehículo.

Por si todavía dudas sobre si sale a cuenta un coche eléctrico, ¡aún te podemos dar muchos más motivos de peso!

  • Puntos de recarga 📍

Una de las grandes ventajas del coche eléctrico es que podemos cargarlo cada día desde casa, sin tener que desplazarnos expresamente al punto de recarga más próximo, como sí debemos hacer con los coches de combustión para encontrar una gasolinera. Ya tenemos otra de las grandes razones para pasarse al coche eléctrico, ¿no crees?

Eso sí, para poder cargar el vehículo, previamente debemos disponer de un enchufe que cumpla con la normativa vigente o bien instalar un punto de recarga, ya sea en nuestro parking particular o en uno de comunitario. Pero precisamente este es otro factor donde también podemos obtener una serie de bonificaciones económicas.

El Plan MOVES 2020 ha querido beneficiar todos aquellos conductores de VE subvencionando los sistemas de recarga eléctrica. En el caso de instalación privada: proyecto, obra civil, gastos de ingeniería, instalación del cuadro eléctrico final hasta el punto de recarga; i subvención de la preinstalación eléctrica en el caso de instalación comunitaria.

El coste de la instalación del punto de recarga variará en función de si se trata de una instalación a nivel particular o a nivel comunitario, de si el suministro eléctrico procede de una línea propia o del garaje comunitario, de la dificultad de instalación del punto, etc.

A continuación, haremos un cálculo mediante la web de Repsol de lo que nos costaría la instalación del punto de recarga en distintos casos:

  • Vivienda unifamiliar: 15 metros de distancia entre el cuadro de protecciones y el garaje: precio final de 1.239’32€.

  • Garaje comunitario: encontramos el contador eléctrico y la plaza de estacionamiento al piso 0, con 15 metros de distancia entre el cuadro de protecciones y el garaje: precio final de 1.475’76€.

No obstante, cabe valorar que distintas marcas i fabricantes de vehículos han querido aportar un valor extra facilitando ayudas en la instalación del punto de recarga:

  • O bien ofreciendo un precio cerrado de venta que incluye un punto de recarga y su instalación de forma gratuita, como el caso de Hyundai.

  • O bien ofreciendo colaboraciones con empresas de instalación de puntos de carga que salen más económicas para el cliente.

En este último caso, un claro ejemplo seria la colaboración del grupo PSA (Peugeot, Citroën, DS Automobiles, Opel y Vauxhall) con distintas empresas instaladoras en distintos países. En el caso de España, la empresa escogida ha sido Etra Spain.

  • IVTM 🔌

El Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, más conocido como el impuesto de circulación, depende de cada municipio, pero obviamente los vehículos eléctricos tienen una bonificación, que en el mejor de los casos es del 75%.

Además, Hacienda se plantea que, de la misma forma que el Impuesto de Matriculación, esta tasa también aumente y lo haga en función de la norma Euro o la etiqueta medioambiental de la DGT.

  • Peajes 🛣️

Los coches eléctricos tienen un 75% de descuento en los peajes. Quedan incluidos dentro de este descuento los vehículos eléctricos puros o de autonomía extensa y vehículos de hidrógeno que sean de modalidad turismo, furgón, furgoneta y motocicleta.

Y a principios de enero del 2020, el reglamento sobre las bonificaciones de los peajes cambió y actualmente pueden disfrutar también de un 30% de descuento todos aquellos vehículos híbridos o híbridos enchufables, de gas natural, GLP o biogás que sean Euro 6 o superior.

Para poder disfrutar de este descuento es imprescindible tener el dispositivo electrónico Via-T.  

  • Plan MOVES 🚙

El Plan MOVES 2020 aporta ayudas de hasta 5.500€ para la compra de un coche eléctrico en caso de entregar uno de antiguo, y de hasta 4.000€ sin tener que desguazar ninguno.

En la siguiente entrada de blog descubrirás con todo detalle todos los requisitos, tanto para poder pedir el Plan MOVES 2020 como para valorar si te sale más a cuenta solicitar el Plan Renove, presentado conjuntamente en un plan de reactivación del sector de la automoción con el objetivo de fomentar la movilidad sostenible.

¿Qué tipo de vehículo sale más económico según su uso?

Una de las dudas más genéricas suele ser qué tipo de coche eléctrico vale la pena comprar para que resulte lo más económico posible. Pero la respuesta, aunque pueda sorprender, no es el modelo de coche en sí, sino con cuál de ellos ahorraremos mas, a pesar de que el precio de compra inicial sea más elevado. Es decir, para saber cuál es el coche eléctrico más rentable para nosotros debemos tener en cuenta el kilometraje anual que haremos, de la misma forma que si nos planteamos adquirir un gasolina o un diésel.

Según los km que se realicen cada día, sale más a cuenta un tipo de coche eléctrico u otro. Muchos usuarios escogen la opción de comprar un coche con el triple de autonomía de la que se suele realizar diariamente.

  • Recorrido de 10/30km diarios o un máximo de 10.000km anuales

Con un coche con poca autonomía, alrededor de los 100km de autonomía, es más que suficiente. Este tipo de coches son más económicos y, por tanto, con el kilometraje que se les realizará se amortizará en pocos años. Como modelo ejemplar tenemos el Renault Twizy con 100 km de autonomía y a un precio de 11.855€.

  • Entre 30/80 km diarios o alrededor de los 15.000 km anuales

Es recomendable comprar un coche con más km de autonomía, alrededor de los 230 km como mínimo, como el Volkswagen e-Golf, con 275 km de autonomía y un coste alrededor de los 33.000€.

  • Más de 80 km diarios o más de 20.000 km anuales

Es recomendable escoger alguno de los modelos del mercado actual que ofrezcan los máximos km de autonomía. Por un lado, serán los modelos más caros en cuando a inversión inicial, ya que son los que tienen las baterías más potentes, pero por otro lado, también se podrán amortizar en pocos años teniendo en cuenta el kilometraje y el uso que se les realizará.

En este caso, algunos modelos ejemplares serían el BMW i3 con casi 360 km de autonomía a un precio de 40.600€, el Kia e-Niro con 445 km de autonomía por 30.750€, el Hyundai Kona con 484 km de autonomía (con la batería de 64kWh) desde 26.840€ o el Tesla Model 3 con 530 km de autonomía por 49.000€.

Al fin y al cabo, la clave para aprovechar al máximo el vehículo eléctrico es tener presente cuántos kilómetros se realizarán de media diaria y que la autonomía que ofrezca corresponde a las necesidades reales de kilometraje, teniendo en cuenta que podemos recargarlo mucho más a menudo que un coche de combustión.  

¿Cuál es el ahorro del coche eléctrico en relación al CO2 y a las partículas contaminantes?

Un factor que no debemos olvidar es que gracias al vehículo eléctrico estaremos contribuyendo en la disminución de emisiones de CO2. Según un estudio reciente de Transport & Environment, en el peor de los casos un coche eléctrico emite un 22% menos de CO2 que un diésel y un 28% menos que un gasolina.

Este caso es teniendo en cuenta electricidad que proviene de la quema de combustibles fósiles, tanto en la fabricación de la batería como de la energía utilizada durante su uso. Y, aún así, ¡ahorramos toneladas de CO2!

¡Pero es que en el mejor de los casos ahorramos un 80% de CO2! Y eso sin olvidar que un eléctrico no genera ni partículas finas en suspensión ni dióxido de nitrógeno (NO2) como las emitidas por los diésel, gravemente perjudiciales para nuestra salud.

Esta sí que resulta otra de las grandísimas razones para pasarse al coche eléctrico, ¿no crees?

¿Cuál será el precio del vehículo eléctrico de cara al futuro?

Como hemos podido comprobar, la tecnología en relación al vehículo eléctrico cada vez está más evolucionada y, consecuentemente, hace que tanto el precio de las baterías como del propio coche eléctrico disminuya cada vez más. De hecho, se calcula que en 2030 el vehículo eléctrico será ya muy competitivo, ya que el precio de compra entre uno de combustión y uno 100% sostenible será muy similar.

Y aquí también entra en juego la economía de escala, ya que año tras año se fabrican más eléctricos y más marcas de coches quieren lograr su trocito de pastel. Eso implica que, cuantos más vehículos sostenibles se fabriquen, más económicos serán sus procesos de producción.

¿Aún dudas que el vehículo eléctrico sea el futuro de la movilidad y de nuestra sociedad? No sólo porque hoy en día ya empieza a salir más viable económicamente y porque la infraestructura de recarga cada vez es más potente y consolidada, ¡sino porque es la opción más limpia para nuestra salud y para la del medio ambiente!

🚙 ¿Cómo puede ayudar Place to Plug a incrementar el ahorro del coche eléctrico?

Ofreciendo una solución integral para la recarga del vehículo eléctrico y gestionando los puntos de recarga ofreciendo distintas tarifas ¡y ofreciéndote la posibilidad de obtener unos ingresos extra compartiendo tu estación o punto de recarga en nuestra plataforma!

Deja un comentario

Enviar