Consejos para ahorrar energía
6 min lectura19 de octubre de 2019

Consejos para ahorrar energía

Medio ambiente | Sostenibilidad

Para aumentar tu eficiencia energética te traemos algunos consejos para ahorrar energía y electricidad, ¡y así cuidar el medio ambiente!

También disponible en: Català | English | Español

Ahorrar energía no es sólo importante para reducir el gasto de nuestra factura sino sobre todo para fomentar la sostenibilidad y cuidar el medio ambiente. Se trata de adoptar nuevos hábitos y ser constantes para aumentar nuestra eficiencia energética.

Cada acción, por pequeña que sea, tiene un impacto en nuestro planeta, y sólo cada uno de nosotros en particular tenemos la capacidad de reducir este impacto.

Por este motivo, te traemos 15 consejos para ahorrar energía que te ayudarán a ahorrar mucho más de lo que te imaginas. No hace falta aplicarlos todos desde un inicio, puedes empezar por los más sencillos y, a medida que vayas adquiriendo una rutina, de saldrá de ti misma/o sumar nuevos hábitos. ¡El esfuerzo vale la pena!

1. Instala energías renovables

Las energías renovables (solar térmica, solar fotovoltaica, eólica, etc.) no sólo te ayudarán a reducir tu consumo, sino que también facilitarán que tu vivienda sea energéticamente más eficiente.

2. Aprovecha al máximo la luz natural

Siempre que podamos es mejor aprovechar la luz natural, un bien totalmente gratuito que nos ofrece la naturaleza. Nuestra factura y el medioambiente lo agradecerán :)

Y cuando tengas que encender luces, no olvides apagarlas siempre que salgas de cualquier estancia.

3. Ajusta la potencia de tu hogar

La potencia contratada supone buena parte de tu factura, por lo que es imprescindible comprobar si tenemos la opción de bajar la potencia sin que nuestra convivencia se vea afectada, es decir, sin que nos salten los plomos constantemente.

4. Plantéate una tarifa con discriminación horaria

Contratar una tarifa con discriminación horaria puede permitirte ahorrar casi 100€ al año si gran parte de tu consumo encaja en los horarios valle (en invierno desde las 22.00h hasta las 12.00h y en verano desde las 23.00h hasta las 13.00h).

5. Programa tus electrodomésticos

Supondrá un gran ahorro programar tus electrodomésticos (lavavajillas, lavadora, secadora…) para que se pongan en marcha durante las horas de tarifa reducida que tengas contratadas en casa, ya sea por la mañana o por la noche.

6. Desconecta aparatos

Aunque el microondas, la televisión y el ordenador estén apagados, en standby o no se estén utilizando, si siguen enchufados seguirán consumiendo electricidad. Este consumo fantasma puede llegar a significar más del 10% del gasto total de energía de tu hogar.

Opta por desconectarlos siempre que no los utilices e incluso puedes instalar enchufes que los desconecten de forma automática o bien apostar por regletas, que resultan más económicas.

7. Prioriza el uso del lavavajillas

Sí, el lavavajillas consume mucho menos que lavar los platos a mano. Un ciclo de lavavajillas equivale a un consumo de 1kW frente a 4kW si lo hacemos a mano, además de gastar unos 10 litros de agua por cada minuto que tenemos el grifo abierto.

Por lo tanto, utilizar el lavavajillas permite un ahorro de un 40% de energía.

8. Tapa la sartén al cocinar

Tapando nuestros utensilios conseguimos que los ingredientes se cocinen más rápido, por lo que reducimos el tiempo de cocción y de energía consumida.

Y si además optamos por las ollas a presión lograremos reducir alrededor de un 80% el consumo de electricidad.

9. Optimiza el uso de tus electrodomésticos

Optimiza el rendimiento de todos y cada uno de tus electrodomésticos siguiendo estos tips:

  • Lava la ropa con programas a temperaturas bajas, como máximo a 30ºC. ¿Sabías que más del 80% de la energía que consume tu lavadora se focaliza en calentar el agua? Utilízala sólo cuando puedas llenarla o utiliza programas cortos de lavado y evita ciclos de prelavado que consumen aún más.

  • En el lavavajillas opta por los programas “eco” y utilízalo cuando esté lleno o bien utilizado un ciclo corto de lavado.

  • Regula la temperatura del frigorífico y el congelador, que deben estar situados, por una parte, entre los 5ºC y 7ºC y, por otra parte, a -18ºC.

  • Restablece la temperatura del calentador del agua a un máximo de 40 grados, ya que por defecto suele estar situada en 60º.

10. Optimiza el uso de la plancha

Aunque no lo parezca, es de los aparatos que tenemos en casa que más consume. Utiliza la plancha siempre que acumules ropa y evita usarla únicamente para una sola prenda.

Así ahorrarás energía puesto que el mayor consumo se produce cuando se enchufa ya que necesita mucha energía para calentarse.

Y para hacerlo de forma aún más eficiente, plancha primero aquellas prendas que requieran temperaturas bajas, continua con las que requieran las temperaturas más elevadas y acaba con las últimas prendas apagando la plancha y aprovechando su calor residual.

11. Regula la calefacción y el aire acondicionado

La temperatura ideal en el hogar en invierno se sitúa entre los 19ºC y 21ºC durante el día y los 15ºC y 17ºC durante la noche. En verano, en cambio, se sitúa entre los 24ºC y 26ºC.

¿Sabías que subir o bajar un grado del termostato puede aumentar tu consumo energético en un 7%? Lo ideal es poder contar con termostatos digitales y programables por zonas o por cada una de las estancias del hogar para evitar consumos innecesarios.

12. Aprovecha el calor residual

Los últimos 5 o 10 minutos antes de terminar nuestra cocción, podemos apagar el horno o la vitrocerámica para aprovechar el calor residual que generan y así terminar de cocinar nuestros platos.

Y si se trata de inducción o cocina a gas, también podemos aplicar el mismo truco, tapando la sartén o la olla para que los alimentos acaben de cocerse gracias a su propio calor.

13. Utiliza bombillas LED o de bajo consumo

Sustituye las incandescentes y/o los halógenos por bombillas de bajo consumo o LED, que consumen alrededor de un 85% menos de energía y tienen una vida útil mucho más larga.

14. Compra electrodomésticos de clase A+++

Cualquier electrodoméstico de clase A+++ es mucho más eficiente y consumen muchísima menos energía en comparación con otro modelo de clase inferior, ya sea A, B, C, D, E… La etiqueta energética A+++ nos garantiza un ahorro considerable en nuestras facturas de luz.

15. Asegura un buen aislamiento

Asegurar que tanto puertas como ventanas cierren bien evitará que perdamos una parte importante de energía (ya sea en formato calor o frío según la época del año en que nos encontremos).

Instalando tiras de sellado, silicona o masilla podemos evitar una pérdida de un 20% de energía.

Otros trucos para ahorrar electricidad

Típicos y tópicos, pero ciertos y muy útiles:

  • Ducharse en lugar de bañarse.

  • No dejar el grifo abierto si no es 100% necesario.

  • No mantener abiertos la nevera y/o el congelador de forma innecesaria.

  • Mantener electrodomésticos y caldera en buen estado.

  • No abrir el horno durante su uso si no es imprescindible.

  • Utilizar alternativas de movilidad sostenible (transporte público, vehículo eléctrico, bicicleta, patinete eléctrico…).

  • Evita el uso de las secadoras y seca la ropa al aire exterior siempre que te sea posible.

  • Descongela alimentos en el frigorífico o a temperatura ambiente y evita el microondas.

💙¿Y cómo contribuye Place to Plug al medio ambiente y a la sostenibilidad?

Animándote a que utilices el vehículo eléctrico, ofreciéndote una solución de principio a fin para toda la industria de recarga del VE, ya seas un conductor de VE, un negocio o una institución.

Deja un comentario

Enviar