El diccionario del coche eléctrico
13 min lectura1 ago 2021

El diccionario del coche eléctrico

Esenciales del VE | Vehículo eléctrico

Guía completa: los términos más utilizados en el vocabulario del coche eléctrico, incluyendo siglas como PHEV, FCEV, V2G, CPO, WLTP…

También disponible en: Català | English | Español

El paso hacia los vehículos eléctricos está tomando fuerza día tras día. Cada vez más vemos cómo patinetes, bicicletas y coches, tanto híbridos como totalmente eléctricos, se van apoderando de nuestras calles.

Sin embargo, todavía existe mucho desconocimiento al respecto y la mayoría de los conceptos y términos relacionados con la movilidad eléctrica resultan un tanto lejanos para gran parte de nuestra sociedad. Por este motivo, te dejamos una completa guía por temáticas, que te ayudará a familiarizarte y comprender la jerga del universo eléctrico. ¡Allá vamos!

Vocabulario del coche eléctrico

Empezamos con los términos básicos que forman parte del diccionario del coche eléctrico:

  • Motor eléctrico

Un motor eléctrico se caracteriza por tener un par motor instantáneo, además de no generar ningún tipo de emisión contaminante durante su funcionamiento y sin necesidad de disponer de embrague ni cambio de marchas (por lo que son automáticos).

  • Par motor

Es la magnitud física, medida en Newton/metro (Nm), que mide la fuerza que se debe aplicar al eje del motor. En el caso de los coches eléctricos, entregan el 100% del par motor de forma instantánea, lo que se traduce en aceleraciones muy potentes (pasando de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos en la mayoría de modelos).

  • Ciclo de recarga

Significa cada período de recarga y descarga total. Es decir, si un día recargamos nuestro coche eléctrico hasta el 60%, no habremos completado un ciclo de recarga hasta que otro día recarguemos el 40% restante para alcanzar el 100%.

  • Ciclo de vida

Equivale al número total de ciclos de recarga que es capaz de soportar una batería a lo largo de su vida útil manteniendo el 100% de su capacidad.

Las actuales baterías de iones de litio tienen una vida útil de entre 8 y 10 años (coincidiendo con el período de garantía que ofrecen las marcas), que equivale a unos 3.000 ciclos de recarga completos.

¡Ojo! Pasados estos años no significa que la batería quede inutilizable, significa que habrá sufrido un proceso de degradación y que pasará de ofrecer el 100% de su capacidad a un 80% o 70%, pero puede ser reutilizada, por ejemplo, para el almacenamiento de energía doméstica o de energía captada por placas solares.

  • Efecto memoria

Es la reducción de la capacidad de las baterías con cargas incompletas. Se produce cuando se recarga una batería sin haber sido previamente descargada del todo. Para contrarrestarlo, se recomienda que las cargas sean siempre completas.

Sin embargo, este hecho no afecta a los coches eléctricos con las actuales baterías de iones de litio, puesto que tienen un efecto memoria ínfimo. Esto significa que podemos enchufar nuestro vehículo tantas veces como queramos sin tener que preocuparnos por la repercusión que pueda conllevar en la batería, ya que su vida útil dependerá del número completo de ciclos de recarga que se realicen.

¡Recuerda! Lo recomendable para cuidar la batería de nuestro coche eléctrico es mantenerla cargada entre el 20% y el 80% y evitar tanto descargas como recargas completas.

  • Frenada regenerativa

Es un sistema que permite que la batería de tu coche, ya sea 100% eléctrico o híbrido, se recargue al pisar el pedal del freno o en las inercias de las retenciones. Así pues, se aprovecha la energía cinética generada durante la desaceleración para transformarla en electricidad, es decir, en quilómetros de autonomía.

  • Range anxiety

Es la conocida “ansiedad de rango”, es decir, el miedo que padece el conductor de coche eléctrico por si su vehículo se quedara sin energía para llegar a su destino.

No obstante, cada vez son más los modelos que ofrecen mayores autonomías y cada vez son más los puntos de recarga instalados por todo el territorio; hechos que ayudan a reducir dicha ansiedad.

Siglas de la movilidad eléctrica

Dentro del diccionario del coche eléctrico existen múltiples siglas que hacen referencia a distintos tipos de vehículos eléctricos y a otros aspectos relacionados con el proceso de recarga:

  • HEV (Hybrid Electric Vehicle)

Esta sigla hace referencia a los vehículos híbridos convencionales que no necesitan ser recargados. En estos coches, el motor principal es el de combustión interna (mayoritariamente gasolina) y cuentan con una batería y motor eléctrico que sirven de apoyo en ciertos momentos. Solamente pueden circular en modo eléctrico en distancias cortas y a bajas velocidades. La batería se recarga mediante el sistema de recuperación de frenada y el motor térmico.

  • PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle)

Siglas que hacen referencia a los híbridos enchufables. Funcionan gracias al motor de combustión, pero disponen de motor eléctrico y baterías. Permiten conducir en modo 100% eléctrico (con una autonomía que suele rondar los 50km), en modo híbrido o bien únicamente con el motor de combustión. Este tipo de vehículos deben recargarse enchufando el coche a la red eléctrica.

  • MHEV (Mild Hybrid Electric Vehicle)

Son coches conocidos como “semihíbridos” cuyo motor principal es el de combustión interna pero que equipan un sistema de 48 voltios que aporta un pequeño extra de potencia y par en determinadas circunstancias.

  • BEV (Battery Electric Vehicle)

Son los coches 100% eléctricos. Se alimentan únicamente de la energía de sus baterías, que suelen ser de iones de litio. Una pequeña parte puede ser recargada mediante el sistema de recuperación de energía (frenada regenerativa) pero es necesario conectar el coche a la red eléctrica, ya sea en casa o en bien en puntos de recarga específicos.

  • FCEV (Fuel Cell Electric Vehicle)

Son aquellos coches eléctricos de pila de combustible, que utilizan el hidrógeno como combustible para producir la electricidad necesaria para mover el coche. En este caso, si hablamos de hidrógeno verde, hablamos de un vehículo cero emisiones ya que sólo emite vapor de agua.

  • Z.E. o ZEV (Zero Emissions Vehicle)

Es aquel vehículo cero emisiones, es decir, que no emite CO2 ni sustancias contaminantes. Hace referencia tanto a los 100% eléctricos como a los de pila de combustible de hidrógeno.

  • AVAS (Acoustic Vehicle Alerting Systems) o PWS (Pedestrian Warning System)

Es un sistema de aviso acústico que, por ley, deben incorporar todos los coches eléctricos para alertar a los peatones de su presencia.

Su finalidad es evitar los atropellos, especialmente en zonas urbanas, donde existe un mayor riesgo.

  • Autonomía NEDC (New European Driving Cycle)

Protocolo de homologación europeo que evalúa el consumo y la autonomía de los vehículos. Fue vigente hasta el 1 de septiembre de 2018, aunque actualmente aún podemos encontrar vehículos que certifiquen su autonomía NEDC.

  • Autonomía WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedure)

Es el nuevo y actual protocolo de homologación europeo que evalúa el consumo, las emisiones y la autonomía de los vehículos de una forma mucho más realista que el protocolo NEDC.

  • Autonomías EPA y JC08

La autonomía EPA hace referencia a la autonomía media de un coche eléctrico según el protocolo de homologación de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos; la EPA (Environmental Protection Agency).

La autonomía JC08 hace referencia a la autonomía media según el protocolo de homologación de Japón.

  • CPO (Charge Point Operator)

Hace referencia a los operadores y gestores de los puntos de recarga, que pueden ser empresas privadas, entidades públicas como Ayuntamientos, empresas especializadas en infraestructuras de recarga…

  • eMSP (eMobility Service Provider)

Hace referencia al proveedor de servicios de movilidad eléctrica.

Para entender mejor esta figura, pongamos el ejemplo que nos encontramos ante dos puntos de recarga de Wallbox, Power Electronics, Simon o Cable Energia (o de cualquier otra marca), que son operados y gestionados por el Ayuntamiento de nuestro municipio y cuyo eMSP es Place to Plug, dado que es la empresa que ofrece la aplicación para conductores de coche eléctrico para poder recargar nuestro vehículo en dichos puntos de recarga.

  • BMS (Battery Management System)

Es el sistema eléctrico que gestiona la recarga y la descarga de la batería. Recopila datos sobre su estado controlando la potencia, el amperaje, el voltaje, la temperatura de las celdas y nos informa del estado general de la batería.

  • EMS (Energy Management System)

Un EMS es un sistema de gestión energética que juega un papel fundamental en las Smart Grids, es decir, en las redes eléctricas inteligentes.

  • Smart Grids (redes eléctricas inteligentes)

La Smart Grid más famosa probablemente sea la V2G (Vehicle to Grid), un tipo de tecnología basada en la gestión de carga bidireccional entre el coche eléctrico y la red de suministro. Esto convierte a los vehículos eléctricos en grandes baterías que interactúan con la red y que pueden ayudar a equilibrar la oferta y la demanda de energía, aumentando la estabilidad de dicha red y evitando los picos de demanda.

La V2H (Vehicle to Home) es una variante de la Vehicle to Grid donde el coche eléctrico se utiliza como sistema de almacenamiento eléctrico para el hogar, pudiendo actuar como fuente de alimentación eléctrica para la vivienda, por ejemplo, en casos de emergencia como en cortes de luz.

Y, por último, la V2B (Vehicle to Building) es una variante de la Vehicle to Home pero aplicado a edificios o industrias que cuentan con una flota de vehículos eléctricos.

  • SOC (State of Charge)

Es el indicador del nivel de carga de que dispone el coche eléctrico en un momento determinado y se expresa en porcentaje (100% completo, por ejemplo). En cambio, el DOD (Depth of Discharge) es el concepto inverso, ya que nos indica la profundidad de descarga de la batería (100% vacío, por ejemplo).

Vocabulario referente a la recarga del coche eléctrico

Es esencial dominar los términos que hacen referencia al proceso de recarga, puesto que se trata de un aspecto fundamental en cualquier eléctrico. Así pues, vamos a conocer cuáles son las palabras más utilizadas en este ámbito dentro del diccionario del coche eléctrico:

  • Batería y celdas

La batería es la unidad de almacenamiento eléctrico formada por celdas electroquímicas que transforman la energía química almacenada en corriente eléctrica capaz de mover el vehículo. Actualmente abundan las baterías de iones de litio y se empiezan a vislumbrar las primeras baterías de estado sólido.

  • Corriente alterna (CA) o AC (Alternate Current)

Es un tipo de corriente eléctrica, en la que la dirección del flujo de electrones va por intervalos regulares o en ciclos. Es la utilizada en la red doméstica.

En la recarga del coche eléctrico, es el tipo de corriente que permite la recarga convencional (de entre 2,4kW hasta 7,5kW), la recarga semi-rápida y la rápida mediante trifásico a 43kW.

  • Corriente continua (CC) o DC (Direct Current)

En este caso, los electrones viajan siempre en la misma dirección y se transmite de forma constante.

En la recarga del coche eléctrico, es el tipo de corriente que permite la recarga semi-rápida a 22kW, la rápida a 50kW, la súper-rápida a 100kW y 150kW y la ultra-rápida a potencias de entre 175kW y 350kW (lo que permite tener el vehículo recargado entre 10 y 5 minutos, respectivamente).

  • Carga monofásica

Es la opción más habitual en las viviendas para dispositivos de baja potencia (lavadora, televisor, Smartphone…). Las potencias más comunes son entre 3,45kW y 9,2kW.

En el ámbito del coche eléctrico, va vinculada a la corriente alterna y permite recargas convencionales y semi-rápidas de hasta 7,5 kW de potencia.

  • Carga trifásica

Esta carga se diferencia de la anterior por tener una mayor rapidez de carga, ya que es capaz de triplicar la corriente transportada, teniendo en cuenta que puede producirse tanto en corriente alterna como en continua. Se obtiene más potencia y eficiencia partiendo de la misma intensidad.

  • Smart Charging

Es un sistema de carga inteligente donde los vehículos eléctricos, estaciones de carga y los operadores comparten conexiones de datos.

Esta tecnología de conexión en la nube permite administrar la recarga de forma remota y optimizar el consumo de energía de cualquier estación de recarga en función de múltiples aspectos como la potencia disponible, el número de vehículos que se cargan a la vez, las prioridades de carga, etc.

  • Electrolinera

Se trata de una estación de servicio formada por varios puntos de recarga que suministra la energía necesaria a los vehículos eléctricos para recargar sus baterías.

  • Wallbox

Término utilizado popularmente para designar los puntos de recarga físicos de pared que proporcionan corriente eléctrica al coche para permitir su recarga.

  • Autonomía

Cantidad de kilómetros que un coche eléctrico puede recorrer con una carga completa de su batería. Actualmente, a nivel europeo se mide según el protocolo WLTP.

  • Amperios (A) y amperio/hora (Ah)

El amperio es la unidad que mide la intensidad de la corriente eléctrica, es decir, la velocidad a la que ésta fluye. Un enchufe doméstico suele ser de 16A.

El amperio/hora representa la cantidad de electricidad que, en una hora, es capaz de pasar por los terminales de la batería.

  • Kilovatio (kW)

Es la unidad de medida de la potencia eléctrica y se emplea para indicar tanto la potencia del coche (100 kW) como la potencia de la recarga (7,5 kW, 50 kW…). Además, es la unidad que nos indica la potencia contratada de nuestro hogar, que suele situarse entre los 3 kW y los 10 kW.

1 kW equivale a 1.000 W (vatios) y a su vez equivale a 1,36 CV (caballos de vapor). Por lo tanto, si un coche eléctrico dispone de una potencia de 100 kW, significa que equivale a 136 CV.

  • Kilovatio hora (kWh)

Indica la cantidad de energía eléctrica que puede proporcionar, consumir o producir por hora. Sirve para expresar tanto la capacidad de la batería como el consumo medio del vehículo.

En cuanto a la capacidad de la batería, cuanto más grande sea una batería eléctrica, más autonomía ofrecerá y más potencia soportará.

Y en cuanto al consumo medio del vehículo, el kWh representa la medida estandarizada para indicar el consumo de un coche eléctrico. La media de un eléctrico se sitúa entre los 14kWh/100km y los 18kWh/100km.

Así pues, un coche con una batería de 60 kWh, si gasta 15kWh cada 100 kilómetros, tendrá una autonomía de 400km. Y esta misma batería, con una potencia de carga de 50 kW, tardaría tan sólo 1 hora y media en recargarse por completo.

  • Voltio (V)

Es la unidad de medida para el potencial eléctrico, la fuerza electromotriz y la tensión eléctrica. El suministro eléctrico habitual de los hogares en Europa suele ser de 230 V.

Los coches eléctricos cuentan con dos circuitos eléctricos; uno de baja tensión entre 12 V y 24 V (para los elevalunas, el alumbrado, la radio…) y otro de alta tensión desde 48 V hasta 500 V, encargado de enviar la energía de las baterías al motor eléctrico.

Términos imprescindibles

Y por último, ¿te suenan de algo conceptos como CHAdeMO, Mennekes, CCS, Yazaki, Schuko...? Se trata de tipos de conectores que también se incluyen dentro del diccionario del coche eléctrico, ¡y que será esencial que conozcas!

Y estrechamente vinculado a los tipos de conectores, es importante que también conozcas los tipos y modos de recarga que existen; ya que, según el conector de que dispongas, podrás recargar a una potencia determinada o a otra.

🚙🔌 ¿Y cómo puede ayudarte Place to Plug?

Ofreciéndote una solución de principio a fin para toda la industria de recarga del VE, ya seas un conductor de coche eléctrico, un operador, negocio o institución: en Place to Plug cubrimos desde la venta e instalación del punto de recarga ideal para tu hogar o negocio hasta su posterior monitorización mediante nuestro software de gestión e integrando el punto en nuestra aplicación para conductores de coche eléctrico:

Deja un comentario

Enviar